Tuesday, March 18, 2014

THOMAS COOK ES MI REGALO



¡Te necesito!
Un grito que apenas se distingue en la estación de Ljubljana. Una cosa es tener toda la vida por delante y otra no tener mucho que perder. Abro mi ejemplar de Thomas Cook donde tengo las conexiones de trenes y horarios, Salmos, Cartas a los Corintios o simplemente un poco de grasa en los bordes de sus páginas.

Iré a Belgrado, iré seguro pero en día par; la frontera debes cruzarla en día par. 

Han pasado doce años desde aquello. Ahora tengo una oficina que me envía un código, luego va a mi teléfono móvil y después una pistola extraña lee la cifra cabalística del billete y el destino. No sé, realmente no entiendo nada, pero viajo. Como siempre, viajo entre la idea de tener toda la vida por delante y no mucho que perder.

Digo todo esto no porque sea el típico ingenuo que cree que con los años estoy mejor; lo que digo es que es lo mismo porque siempre grito lo mismo: ¡Te necesito!

Todas las estaciones del mundo deberían ser una. En todos los países deberían ser Waterloo Station. En todas debería ocurrir lo mismo: que yo fuera Terry y tú Julie, que nos diéramos un beso y me preguntaras -¿Me necesitas?- y yo contestara -¿Cómo no querer otro futuro, cómo no querer tener algo que perder?

Waterloo en Tombuctú, Waterloo en la puerta de tu casa, Waterloo Sunset en los Juegos Olímpicos de Londres. De ser así, el mundo sería un paraíso. Yo tendría que disfrutar más de la vida y, alguna vez al año, mirar un atardecer.

Igual no es así porque no encuentro un Thomas Cook, no encuentro ni el mío. Si no tengo lo que necesito, soy de los que no necesitan otra cosa más; soy de los que pierden y se van, de los que solo tienen como mucho sopa en los bolsillos. Es más, si lo encontrara sería mi regalo de cumpleaños todos tus cumpleaños. 

WATERLOO EN TOMBUCTÚ

Salí a la civilización más primitiva en Mali. Busqué el mejor regalo para tu cumpleaños y todos los mercaderes ofrecían lo mismo. Algo que no me conviene. Es lo que ocurre cuando no sabes hacer regalos, cuando no conoces la paz.

El mejor regalo sería no confundir la vida con la idea de tener poco que perder. Mi mejor regalo sería un viaje juntos los dos, que durara toda la vida, y no por muchos lugares del mundo porque siempre llegaríamos a una estación fría cuando hiciera calor fuera y calurosa cuando el frío asustara de tan solo mirarlo. Una vez más, nieve en las cunetas y el sol dentro del coche.

Toda la vida por delante, sí, pero sin querer ser un perdedor educado en la perdición.

Thomas Cook (guionista desde 1992 hasta 2004)

3 comments:

Leticia said...

Richi muchas muchas muchas muchas muchas muchas gracias por el concierto del viernes en Barcelona. No lo olvidaré jamás. Espero repetir pronto.

rizino said...

Yo lo pasé genial, con poquita cosa la que liamos. Abrazo Richi

Vigor Cindy said...

I have learned quite a lot from your sharing article. Hope you will share more knowledge you have so that you can learn more. Thank you very much
------------
https://songlyricsaz.mobi/for-whom-the-bell-tolls-lyrics-6721.html | https://songlyricsaz.mobi/for-whom-the-bell-tolls-lyrics-6721.html